sábado, 13 de octubre de 2007

Seis Clases De Baile En Seis Semanas

Michael y Lily hacen una pareja imposible. Ella con un pasado extremadamente conservador, insatisfactorio y repleto de emociones reprimidas, un pasado de deseos no realizados, y Michael, persona difícil, defensivo y convencido de que la vida le ha fastidiado. Les separan treinta años pero en el fondo se parecen mucho a pesar de su diferencia generacional, social e ideológica. Cuando su mundo se reconvierte en música y baile, son capaces de olvidar sus diferencias y abrirse y empezar a conocerse el uno al otro y también así mismos. Hay que disfrutar con este texto brillante y con Lola y Juanjo, estos dos maravillosos actores que se pelean y se quieren en escena y, claro, el baile. Es una comedia deliciosa que enfrenta a dos grandes actores de nuestras tablas, pero de dos generaciones diferentes. Seis clases de baile en seis semanas, de Richard Alfieri, nos posibilita ver no tanto un duelo escénico entre la gran Lola Herrera y Juanjo Artero, sino un paso a dos que interpretan siempre cogidos de la mano, ya que entre ambos se ha producido una buena química de inmediato. El montaje, dirigido por Tamzin Townsend, rezuma vida. Según palabras de su directora, "el autor, que se desplazará a Madrid para ver el montaje, ha escrito una obra muy esperanzadora, llena de humor y franqueza que tiene mucho que decir al público, sea cual sea su edad". La acción se sitúa en el sur de los Estados Unidos, aunque la esencia de lo que se cuenta puede existir en cualquier lugar. Una oportunidad única de ver a ese monstruo escénico que es Lola Herrera, una vez más en un papel distinto, rompiendo con todo lo anterior y demostrando estar en plena forma cumplidas ya sus Bodas de Oro con la escena. La actriz, que afirma que el teatro la ha ayudado a vivir consigo misma, dice que es dificilísimo aprender a bailar en seis semanas, pero el reto le encanta y no lo dudó, entre otras cosas porque le encanta el baile y con la obra cumplía uno de los tantos deseos que aún le quedan por cumplir. El Teatro Marquina será su pista de baile hasta final de año como mínimo. 

2 comentarios:

carlos dijo...

Está bien esta obra, he publicado mis impresiones sobre la misma en mi blog:
http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2007/10/si-tienen-madre-llvenla-verla.html

Anónimo dijo...

hola me llamo venecia y tengo 14 años.yo he visto la obra y desde luego me he quedado sin palabras...
es fabulosa,me ha hecho pasar un muy buen momento y me he reido muchisimo.es una historia realmente sorprendente y original por sus bailes y dialogos.
Juanjo y Lola actuan realmente bien.y me ha gustado mucho ver a Juanjo por que le admiro mucho mucho,y estaba realmente guapo con todos esos trajes...igual que Lola.
en todo caso muchas felicitaciones a los 2 actores y porsupuesto a toda la gente que a participado en ella para ponerla en escena.
un beso muy fuerte y que siguais asi.